Este sitio utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Puedes configurar tu navegador para rechazar estas cookies. Conoce nuestra política de cookies e indica si aceptas su uso

Le ofrecemos la posibilidad de conocer el potencial de ahorro en energía, mediante mediciones y análisis del consumo, propuestas valoradas de medidas correctoras, definición y planificación de estrategias, y su verificación.

 

El objeto de este servicio es promover la eficiencia energética y económica de sus instalaciones. Se analiza la situación actual y se asesora en propuestas de cambio en el uso de la energía. Estas suelen ser combinaciones de actuaciones: cambio de contratos de suministros energéticos, actualización de equipos por otros de innovación tecnológica, cambio de los procesos de producción/consumo, integración de sistemas electrónicos de control y gestión, modificaciones constructivas, etc. En definitiva, es un estudio integrado que pretende esclarecer la manera más eficiente de ahorrar e invertir en ahorro.

La auditoría energética es un servicio multidisciplinar, que abarca las distintas formas de energía, y requiere de personal altamente cualificado de la ingeniería y arquitectura.

La auditoria energética es especialmente atractiva para grandes consumidores,  como empresas de servicios energéticos (ESE), administración pública, sector industrial, sector terciario, hostelería, etc.

Es fundamental la independencia que tenemos con fabricantes, distribuidores y empresas comercializadoras, pues un conflicto de intereses condicionaría el éxito de las inversiones propuestas en el estudio.

Real Decreto 56/2016, de 12 de febrero, por el que se transpone la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética, en lo referente a auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos y promoción de la eficiencia del suministro de energía.

Artículo 8.
Requisitos para el ejercicio de la actividad profesional de auditor energético.

1. Las personas físicas que deseen ejercer la actividad profesional de auditor
energético deberán cumplir alguna de las siguientes condiciones:
a) Estar en posesión de una titulación universitaria oficial u otras licenciaturas, Grados o Máster universitarios en los que se impartan conocimientos básicos de energía, instalaciones de los edificios, procesos industriales, contabilidad energética, equipos de medida y toma de datos y técnicas de ahorro energético,o bien;
b) Tener los conocimientos teóricos y prácticos sobre las auditorías energéticas, entendiendo que poseen dichos conocimientos las personas que acrediten alguna de las siguientes situaciones:
  1.ª Disponer de un título de formación profesional o un certificado de profesionalidad incluido en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales cuyo ámbito competencial incluya materias relativas a las auditorías energéticas.

  2.ª  Tener reconocida una competencia profesional adquirida por experiencia laboral, de acuerdo con lo estipulado en el Real Decreto 1224/2009, de 17 de julio, de reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral, en
materia de auditorías energéticas.
En cualquiera de las anteriores situaciones a las que se refiere el párrafo b), haber recibido y superado un curso teórico y práctico de conocimientos específicos de auditorías energéticas, impartido por una entidad reconocida por el órgano competente de la comunidad autónoma, con el contenido indicado en el anexo V. La realización de este curso, tendrá eficacia en todo el territorio nacional, sin necesidad de trámites o requisitos adicionales.
2. A los efectos de acreditar el cumplimiento de los requisitos exigidos en este artículo, se aceptarán los documentos procedentes de otro Estado miembro de los que se desprenda que se cumplen tales requisitos, en los términos previstos en el artículo 17.2 de la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.